Ceferino Edgardo Pereyra

Vivo de

mis oficios, de arreglar desperfectos de calefaccion, trabajo de plomero, gasista y en un hostel en Puerto Madryn, asi he conocido varios lugares de otras provincias.

Mi Meta

no tengo meta, solo al transitar la vida voy disfrutando de lo que hago y compartiendo mis experiencias con otras personas quizás pueda publicar mi libro de poemas y canciones. En mi tiempo libre, camino por la playa, y doy clase de canto a quien quiera aprender, solo transmito lo que aprendí con cantantes del teatro COLON, la técnica del canto y también les transmito como cuidar la voz y lenguaje musical, y en las tardes toco un poco la guitarra.

Mi Mejor día,

fue cuando cante con el coro de la universidad de Mar del Plata con setenta voces y la orquesta sinfónica con setenta músicos, he tenido muchos días buenos en mi vida, por ejemplo cuando estudiaba teatro, ese paso cambio mi vida.

Mi Peor día,

fue cuando casi me olvido que esos momentos te hacen crecer, que no soy una maquina de hacer todo el tiempo algo, cuando me di cuenta de eso , aprendí a tener paciencia, a escuchar los sonidos del silencio.

Me da miedo

no sé lo que es tener miedo, soy una persona creativa y eso es una herramienta que te hace sentir seguro en cualquier circunstancia y lugar.

Me siento feliz

de poder usar el don de escribir poemas y que lo que escribo ayude a alguien, de poder subir a un escenario y cantar en publico y que el que escucha pase un buen momento, poder ayudar a alguien, cuando enseño canto va gente que no me puede pagar, igual los atiendo, también haber podido estudiar a mis 60 años Reflexologia, también puedo ayudar en los físico, haber conocido a alguien que interesa lo que hago, eso también me hace feliz.

Soy la rama de un arbol con raices profundas, en el se posaban las aves con su canto travieso, de ellas aprendi a volar, y vole muy temprano, y aprendi en el camino a beber del silencio..